Traidor a la patria y colaboracionista

Cuando la democracia se restringe a una disputa de poder en las sociedades, el propósito de toda participación queda reducido a la conquista y defensa de espacios de toma de decisión o de gobierno; las personas ven como única posibilidad de participación la alineación en bandos y el trabajo político se dirige exclusivamente a construir y aceitar las maquinarias que permitan hacer visible el peso de cada bando.

Cuando la democracia se restringe a una disputa de poder, los procesos electorales no tienen como propósito identificar la visión de país por la que se decanta la mayoría y mucho menos la escogencia del liderazgo que la llevará a cabo. El proyecto, la visión de país deseada, pasa a un segundo o tercer plano, porque lo que está realmente en juego es determinar cuál es el bando que tiene  más peso, peso que dará a sus líderes voz y mando; está en juego quién tiene el poder para hacer, a pesar del otro.

Cuando la democracia se restringe a una disputa de poder, el peso de un bando determina la existencia política del otro. El que gana ejerce el poder, el que pierde, así sea por un voto, desaparece. Hegemonía de un grupo sobre el resto de la población.

Cuando la democracia se restringe a una disputa de poder, carece de sentido el debate, incluso el más elemental ejercicio de ciudadanía, porque la dinámica política se construye sobre una extraña noción de “lealtad” que aniquila la capacidad de las personas para pensar con criterio propio, para fijar posición independientemente de la que establezca el “liderazgo”, para decidir sobre muchas cosas en su vida cotidiana.

Cuando la democracia se restringe a una disputa de poder, reconocer al otro equivale a alcahuetear sus arbitrariedades, negociar principios y aceptar con sumisión sus abusos.

Cuando la democracia se restringe a una disputa de poder, sus prácticas tienen tatuado el gen del autoritarismo y por todas partes se expresan mecanismos sutiles, y no tan sutiles, de exclusión por discriminación política. Esta exclusión opera para y en todos los bandos como mecanismo de “protección” interna.

Cuando la democracia se restringe a una disputa de poder, no puedes manifestar tu desacuerdo con lo establecido porque, para el bando que lo ejerce, eres traidor a la patria; pero si tu desacuerdo es con el liderazgo opositor o se te ocurre expresar acuerdo con algo que esté haciendo “razonablemente” bien el gobierno, lo que eres es un colaboracionista. Y como se te ocurra pensar con cabeza propia y tener una posición crítica, es altamente probable que molestes a ambos bandos, por lo que termines siendo traidor a la patria y colaboracionista a la vez.

Anuncios

4 comentarios en “Traidor a la patria y colaboracionista

  1. Es una linea que bordea la irracionalidad pero la raza humana lo lleva en los genes. Sólo los que han alcanzado un rango de filósofos, pueden entender esto. La psicologia de la masa es así.

    Me gusta

  2. Cuando la democracia se restringe a una disputa de poder y suceden todas esas cosas, es una democracia sospechosa. También plantea un dilema, el reto de un dilema. Muy cierto todo lo que dices, comparto tu frustración y admiro tu valor (en ambas acepciones) y trabajo constante.

    Me gusta

  3. No es un problema genético, ni es un problema geográfico. La democracia siempre ha sido, desde su nacimiento, el sistema que permite a una minoría controlar a la mayoría, pero haciéndole pensar a ésta que ella es quien decide. Así fue en Grecia, luego en Roma; así es en Francia a pesar de la Revolución Francesa y así es en el resto de Europa y en EEUU.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s